Estrategia empresarial | Caso Práctico 2: Estar bien informado

El miércoles pasado comencé una serie de seis posts denominados “Estrategia empresarial“. Divididos en varios casos prácticos a modo de chistes, mi intención es un poco la de traeros unos artículos más desenfadados pero que a la vez nos lleven a reflexionar un poco sobre ciertos aspectos útiles dentro la estrategia empresarial de cualquier empresa media que se precie.

La semana pasada os hablé sobre el Caso Práctico 1: El uso de la información y esta semana (en martes por motivos de fuerza mayor, no podré publicar ni miércoles ni jueves) iremos un poco por la misma senda, que no es otro que estar bien al tanto de todo lo que tiene que ver con vuestro trabajo.

Caso Práctico 2: Estar bien informado

Un sacerdote va conduciendo cuando se percata que una joven monja se encuentra a un lado de la carretera, esperando un autobús. Así que el padre se detiene y se ofrece a llevarla al pueblo más próximo. La monja acepta muy agradecida y pone su equipaje en el asiento trasero del vehículo.

Al sentarse, el hábito de la joven monja se abre un poco y deja ver una bella pierna. Hecho que el cura advierte de inmediato y por el cual casi sufren un accidente. El padre consigue con una maniobra controlar el vehículo aunque no resistió la tentación y posó su mano sobre la pierna de la religiosa.

La monja mira al sacerdote y le dice:

– Padre, recuerde el Salmo 129.

Entonces, el cura retira rápidamente su mano y pide disculpas, pero su mirada no resiste la tentación y continúa mirando a la monja lujuriosamente. Tanta tentación hace que la mano vuelva a saltar posándose esta vez en la rodilla de la monja, que vuelve y le dice al cura:

– Padre, recuerde el Salmo 129.

El cura contrariado y confundido vuelve a retirar la mano y a disculparse:

– La carne es débil hermana…

Cuando por fin llegan a su destino, la monja mira al cura insistentemente y después de un rato le agradece al cura haberla llevado hasta su destino y se despiden.

El cura retoma su camino y cuando por fin llega a su parroquia corre raudo para leer intrigado lo que dice el Salmo 129 que tanto le pedía que recordara la monja.

Salmo 129: “Sigue adelante e inténtalo. Alcanzarás la gloria”.

Conclusión:

Esté informado siempre al máximo con temas relacionados con su trabajo o se expone a perder grandes oportunidades.

¿Habéis perdido o conocéis a alguien que alguna vez haya perdido un negocio, una operación concreta o una oportunidad de trabajo por no tener todos los datos necesarios en el momento concreto? ¿A que esto es más común de lo que pueda parecer?

Anterior:

Estrategia empresarial | Caso Práctico 1: El uso de la información

@zurcodracir // +RicardoCruz

Anuncios

4 thoughts on “Estrategia empresarial | Caso Práctico 2: Estar bien informado

No te muerdas la lengua, deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s