Lo que he aprendido en 2012 sobre Social Media (Parte I)

Como muchos sabéis llevo algo más de un año formándome en todo lo referente al Social Media, Redes Sociales y Marketing Online, tanto de manera autónoma como oficial, con los más recientes cursos que he tenido la posibilidad de realizar y en los cuales he podido aprender mucho más de lo que me esperaba.

Perfil de Twitter de Ricardo Cruz
Perfil de Twitter de Ricardo Cruz

Pero claro, va llegando el final del año y ahora quiero hacer balance de todo aquello que he aprendido durante este 2012 acerca de Social Media, algo muy subjetivo y que quizás no compartáis mucho, pero que considero son las lecciones que me llevo en este año que termina y que intentaré llevar a cabo aún en mayor medida en el 2013 que ya vislumbra en el horizonte.

Serán ocho puntos que considero claves y para no hacer un post muy largo he decidido dividirlo en dos y expresar estas ocho lecciones de una manera resumida aunque lo más clara posible, y es que como decía el gran Albert Einstein: “Si no lo puedes explicar con simplicidad, es que no lo has entendido“.

Quiero dejar claro antes que voy a generalizar mucho, es decir, estos puntos a los que me voy a referir son extrapolables tanto a la marca personal (“Yo digital“) como al uso de las redes sociales por parte de las marcas comerciales y/o empresariales.

1. Tener tu propio blog ayuda, ¡y mucho!

Me he dado cuenta de la importancia que cobra tener un blog propio. Esto te ayuda a posicionarte como “entendido” o “experto” en una materia concreta ya que en el puedes expresar tus intereses por cualquier actividad. Según qué plataforma utilices conseguirás un buen posicionamiento en Google, y si lo que queremos es visibilidad y que seamos fáciles de encontrar en la red este es un gran escaparate, no nos olvidemos que muchas oportunidades laborales o de negocios pueden surgir a través de esta puerta.

#blogZurcodracir by Ricardo Cruz (@zurcodracir)
#blogZurcodracir by Ricardo Cruz (@zurcodracir)

Desde el punto de vista empresarial, un blog puede ayudar a aumentar la credibilidad que se tiene sobre una marca, ya que genera interacciones y comunicación bidireccional, y es que ahora empresas y clientes están a la misma altura, el cliente cuando pregunta o comenta espera una respuesta y sino es así, es que lo estamos obviando. Si hay algo de suma importancia en el blog es su contenido, no es escribir por escribir, se tiene que aportar contenido de valor, es decir, que proporcione a los lectores algo más, que le incite a compartir en sus redes ese contenido y claro, comentarlo pues ahí es donde nace la interacción.

Un blog ayudará en el posicionamiento SEO de una marca, atraerá tráfico extra tanto desde las Redes Sociales como hacia las Redes Sociales y además nos aporta una plataforma fácil donde poder compartir infografías, tutoriales, realizar concursos, publicar novedades, etc.

2. Facebook, esa gran comunidad de “amigos” y “megustadores

Y es que efectivamente si algo tiene la red social de Mark Zuckerberg es la capacidad de generar comunidad, no es que sea la única que lo haga pero sí la que por su volumen mejor lo hace.

Lo más interesante de ella es la posibilidad de publicar pequeños post de una manera más regular y sin parecer un spammer, donde la imagen y los vídeos cada vez toma mayor importancia haciendo que la viralidad de una buena publicación pueda ser a veces impredecible. ¡Ah! Algo que no falla es terminar una publicación con preguntas que inciten a los seguidores de dar su opinión o su punto de vista, no siempre te responderán, pero desde que lo haga sólo uno, la repercusión de ese post será proporcional a l número de seguidores del autor de dicho comentario.

Perfil de Facebook de Ricardo Cruz
Perfil de Facebook de Ricardo Cruz

También he aprendido que por desgracia, aún hay empresas que no conocen la diferencia entre Fanpage y perfil personal, lástima, no saben cuánto tiempo están perdiendo en estos momentos, las herramientas de medición y monitorización que nos proporcionan las páginas son demasiado importantes para obviarlas. Por cierto, no es lo mismo tener amigos que personas que “les guste” tu marca. No voy a ponerme a explicar aquí qué diferencias hay entre una página y un perfil pues eso sería un post completo, aunque espero que la idea haya quedado clara.

3. Twitter, los 140 caracteres más provechosos de Internet

Si hay una red (algunos dirían social) de microblogging por excelencia esa es Twitter. Actualmente podría decir que es mi “principal” plataforma social y es que una vez le coges el gusto hay que reconocer que engancha.

Largo y tendido os podría hablar acerca de lo que he aprendido con Twitter pero intentaré ser breve que esto ya se me está yendo de las manos. Aunque no lo parezca, gracias red del pajarito se aprende a ser claro, conciso, ir al grano y expresar todo aquello que quieres en sólo 140, y dadle tiempo, porque veréis que al final hasta te sobran. Te permite ser directo al mencionar a alguien directamente con su “@”, te permite ser general con su “#” y te permite expresar afinidad con su “RT”.

Gracias a sus listas he aprendido a ser más productivo, he podido monitorizar e identificar a personas y empresas afines a mis intereses y viceversa. He aprendido que existen tres tipos de conversaciones en esta red: unidireccional, bidireccional y la más interesante de todas, la teoría de la espina de pescado*, donde la comunicación ya no va sólo de un lado a otro, sino que se pueden unir otros interlocutores en medio y generar lo que toda marca personal o empresarial busca: “sinergias“.

*La teoría de la espina de pescado forma parte de la “12 ideas imprescindibles para innovar como empresa en las Redes Sociales” del grupo eCommunicae Consultores.

4. LinkedIn no es una red social más

Perfil en LinkedIn de Ricardo Cruz
Perfil en LinkedIn de Ricardo Cruz

Efectivamente, la primera lección que se tiene que aprender antes de dar un primer paso en esta red social es que no es una más. Se trata del mayor escaparate laboral en la red actualmente y por ello, como todo buen escaparate tiene que estar bien presentado, ser atractivo pero sobre todo, ser transparente y “sin ofertas engañosas”.

Aunque no hay que obsesionarse con LinkedIn tampoco se puede dejar al olvido, hay que  ser activo en ella de alguna manera, creando o participando en grupos de debates, interactuar con tus contactos y estar atento a posibles perfiles que puedan ser interesantes tenerlos localizados bien porque se encuadran dentro de tu actividad o  porque puedan ser posibles candidatos para futuras interacciones profesionales y/o laborales.

Como os he dicho no quiero alargar mucho más este post, por lo que os emplazo a si queréis saber qué más cosas he aprendido sobre Social Media en este 2012, al próximo miércoles donde concluiré estas pequeñas lecciones que he recibido y que ahora quiero compartir con todos vosotros. La semana que viene intentaré además hacer una recopilación de esas personas de las que he podido aprender tanto este año y gracias todo el aporte desinteresado que realizan en la red, hoy yo puedo ser capaz de realizar este tipo de post.

@zurcodracir // +RicardoCruz

Anuncios

3 thoughts on “Lo que he aprendido en 2012 sobre Social Media (Parte I)

No te muerdas la lengua, deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s